Enrique Bunbury


Letras de Canciones



EL VIAJE A NINGUNA PARTE


Que tengas suertecita
(Managua, 25.01.03)
Que tengas suertecita, que te conceda la vida, cada día, lo que mereces. Que no te falte de nada, que no te de la espalda, la esperanza. Que encuentres el buen camino, que sea el tuyo y no el mío y, si es el mismo, enséñamelo. Que no hagas caso de aduladores, que no te fíes de los vencedores, ganando competiciones, elecciones y popularidad. Que tengas suertecita. Que tengas suertecita. Que no te falte capacidad, para discernir el más acá del confuso más allá, que es realidad aparte. Que no pierdas más el tiempo, que ser el rico del cementerio, no es buen invento y es peor epitafio. Que no te falte esa canción, que repare tu corazón, en el momento peor, que hayas conocido. Que tengas suertecita. Que tengas suertecita. Que tengas suertecita. Que tengas suertecita. Que tengas suertecita. Que tengas suertecita. Que tengas suertecita. Que tengas suertecita.

E. Bunbury: voz. Copi: hammond. R. Domínguez: guitarra eléctrica y coros. R. Gacías: clave, shaker, platos, pandereta y palo de lluvia. L. M. Romero: cajón, congas y quijada. D. Morán: bajo eléctrico. A.B. Estaje: violín y coros. J. García-Vega: charango y tuba. Jorge Rebenaque: acordeón. Ángel Pereira: marimba. Olvido Lanza Cuarteto: sección de cuerda.



El rescate

(Cajamarca, 10.07.03)
Desde la plaza de armas de un lugar cualquiera, te escribo una carta para que tú sepas lo que ya sabías, aunque no lo dijeras. Espero que llegue a tus manos y, que no la devuelvas. Que pagues el rescate que abajo te indico. Yo tampoco me explico, por qué no acudí antes a ti. Pero nadie puede salvarme, nadie sabe lo que sabes, y tampoco entregarían lo que vale mi rescate. No hay dinero, ni castillos, ni avales, ni talonarios, no hay en este mundo, -aunque parezca absurdo-, ni en planetas por descubrir, lo que aquí te pido. Y no te obligo a nada que no quieras. Las fuerzas me fallan, mis piernas no responden; te conocen, pero no llegan a ti. Decidí por eso mismo, un mecanismo de defensa. Presa como está mi alma, con la calma suficiente, ser más fuerte, y enfrentarme cuanto antes a la verdad, sin dudar un segundo, lo asumo, sólo tú puedes pagar el rescate. Devuélveme el amor que me arrebataste, o entrégaselo, lo mismo me da, al abajo firmante; pues no hay en este mundo, -aunque parezca absurdo-, ni en planetas por descubrir, lo que aquí te pido. Y no te obligo a nada que no quieras. Las fuerzas me fallan, mis piernas no responden, te conocen, pero no llegan a ti. Y no te obligo a nada que no quieras. Las fuerzas me fallan, mis piernas no responden, te conocen, pero no llegan a ti.

E. Bunbury: voz y guitarra acústica. Copi: Rhodes, piano de pared, hammond y melotrón. Ramón Gacías: batería. L.M. Romero: cascabeles y panderetas. Del Morán: bajo eléctrico. Rafa Domínguez: guitarra eléctrica y coros. A.B. Estaje: Violín y coros. Javier García-Vega: trombón y tuba. Javier Iñigo: trompeta y fiscorno. Dani Nel´lo: saxo barítono. Santiago del Campo: saxo tenor. Olvido Lanza Cuarteto: sección de cuerda. Marta Botía, Morti y Aimee Ruiz: coros.



Que no sepa tu mano izquierda lo que hace la derecha

(León 29.01.03)
Que donde el punto de mira pones, la bala disparas, todos lo saben. Jugando
a policías y ladrones, ya no caben discusiones. Que no sepa tu mano
izquierda lo que hace la derecha. Que el uniforme te sienta mejor, y la
amenaza practicas. Embargo, bloqueo, boicot, para América Latina. Que no
sepa tu mano izquierda lo que hace la derecha. Y no hay mal, que por bien no
venga, aunque el mal siempre quede fuera, que con cerrar luego bien la
frontera, puedes hacer lo que quieras. Que no vale la pena discutir, si lo
podemos arreglar a tiros. Que en esta escalera de vecinos, el quinto patio
no puede decidir. Que no sepa tu mano izquierda lo que hace la derecha. Que
no sepa tu mano izquierda lo que hace la derecha. Que los salvajes campan
por la selva, con ignorantes no se conversa, no hicieron bien la tarea, que
la respuesta no es la correcta. Que no sepa tu mano izquierda lo que hace la
derecha. Que no sepa tu mano izquierda lo que hace la derecha.

E. Bunbury: voz. Copi: piano de pared y sierra. R. Gacías: batería y quincalla. L.M. Romero: pandereta, quincalla y udu. Del Morán: contrabajo. R. Domínguez: guitarra eléctrica y coros. J. García-Vega: trombón. J. Iñigo: trompeta. N. Mastretta: clarinete. Virginia Glück, Morti, Santiago del Campo, Luzmila Mercerón, María Pérez: coros



Carmen Jones
(Zaragoza, ?.01.03)
Voy a empezar por el principio, cerca del precipicio donde siempre quise
estar. Carmen Jones en el cuarto de estar, nadie sabe andar como ella. Quiso
una estrella iluminar mi camino, cuando más ciego estuve. Carmen Jones, no
te puedo fallar, no dudes de mí jamás. Sólo me tengo que reconciliar con los
errores que volveré a cometer. Son estos celos, del cielo hasta el sueloS Y,
quiso una estrella iluminar, mi camino cuando más ciego estuve. Carmen
Jones, no te puedo fallar, no dudes de mí jamás. Sólo me tengo que
reconciliar con los errores que volveré a cometer. Son estos celos, del
cielo hasta el suelo, el mayor tormento que pueda imaginar. Son estos celos
del cielo hasta el sueloS Sha-la-la-la, sha-la-lá, sha-la-la-la, sha-la-lá,
sha-la-la-la, sha-la-lá, sha-la-la, sha-la-lá. Sólo me tengo que reconciliar
con los errores que volveré a cometer. Son estos celos, del cielo hasta el
suelos.

E. Bunbury: voz y guitarra acústica. Copi: Rhodes. R. Gacías: batería. Del Morán: contrabajo. Javier Iñigo: trompeta. Jorge Rebenaque: hammond. R. Domínguez, Virginia Glück, Santiago del Campo, Luzmila Mercerón, María Pérez: coros.



Lo que queda por vivir
(Conil ?.04.03)
Lo que queda por vivir, no volveré a pedir permiso, sólo tengo un compromiso que te aviso desde aquí. Creíste que de esta no saldría, que tendría que retroceder, al fin perder mi chulería; ese día no lo vas a ver. No es que yo no sepa perder, es que no sé ceder fácilmente, lo que piense la gente, ¿para qué lo he de tener yo presente? Lo que queda por vivir, no volveré a pedir permiso, sólo tengo un compromiso que te aviso desde aquí. Ahora mismo, lo único urgente, es ir de frente con mi poca verdad. Los demás tienen ya suficiente, con su suerte, y con su libertad. Si tuviera dos o tres más vidas, haría lo mismo una y mil veces, que con creces me dieron de más, mucho más de lo que uno merece. Lo que queda por vivir, no volveré a pedir permiso, sólo tengo un compromiso que te aviso desde aquí. Lo que queda por vivir, no volveré a pedir permiso, sólo tengo un compromiso que te aviso desde aquí.

E. Bunbury: voz y banjo. Copi: hammond. R. Gacías: batería. D. Morán: contrabajo. R. Domínguez: guitarra eléctrica y coros. A.B. Estaje: violín. J. García-Vega: trombón y tuba. Javier Iñigo: trompeta. Santiago del Campo: saxo. Adriá Puntí y Carlos Ann: coros.



La chica triste que te hacía reir
(Cambrils, 04.01.03)
Si no te gustara tanto meterte en líos, si eligieras un camino asfaltado alguna vez, conservarías el sombrero norteño, y la chica triste que te hacia reír. Aunque no la quisieras, ni ella a ti, teníais sed, siempre a la vez, en los mismos lugares, en los bares; conservarías el bolsillo repleto, y la chica triste que te hacia reír. ³Que no me lleven al hospital. No es que desconfíe, es que no me fío de la medicina occidental. Que no me lleven al hospital. ¡Si ya me encuentro mejor!² Cuanto más viejo, decías, mucho más libre. Menos plata que te arrebatan, y menos peso que cargar. Últimamente, vas muy ligero, sin la chica triste que te hacía reír. Siempre hay otro lugar en la frontera, siempre la esperanza queda, y quizás pueda ser mañana, que el amanecer te traiga de vuelta a la chica triste que te hacia reír.²Que no me lleven al hospital. No es que desconfíe, es que no me fío de la medicina occidental. Que no me lleven al hospital. Ya estoy mejor. Asegúrate de que te dejen cerca de la parada, la que esté más cercana, y te aleje de la diana, y no te preocupes, por no despedirte de nadie.

E. Bunbury: voz y mandolina. Copi: piano de pared. Ramón Gacías: batería. L. M. Romero: pandereta y shaker. Del Morán: contrabajo. Rafa Domínguez: guitarra eléctrica y coros. A. B. Estaje: violín. Javier Iñigo: trompeta. Marta Botía, Mercedes Ferrer y Morti: coros.



Anidando liendres
(Chiclayo 09.07.03)
Comienza el espectáculo, imaginando las partes más privadas de tu anatomía, rogando ofertas a los dioses de rodillas. Continúas con miradas asesinas de felina ofendida, encantada de conocerte, elevando la frente. La química en peligro y el vestido, de pecadora profesional. De puta o de beata, encantadoras ambas. Dime con quien andas, te diré con quién acabas anidando liendres, anidando liendres. Te entregas a los dioses. A los hombres no los nombres. Al menos esta noche, perderás la intimidad. La discreción es una gran cualidad que escasea en estos días de amores de revista de papel cuché. La oferta y la demanda, es la que manda, y tal como anda la santa madre, más vale tarde que mañana. Que no se te vaya la gana ni el murmullo del ron, que podemos hacer tanto amor estando juntos anidando liendres, anidando liendres. Sería absurdo, tal como está el mundo, desperdiciarnos así, que para la guerra tenemos a Bush. Para la paz estamos los voluntarios, misioneros del pubis y el brasier, peregrinos de princesas sin castillo, caballeros del santo grial y de la gran cruzada, siempre inacabada de tu causa. No seas falsa, que no lo eres, y entrégate a los placeres, que no son sólo míos, anidando liendres, anidando liendres, anidando liendres, anidando liendres.

E. Bunbury: voz. Copi: piano de pared, virus, glockenspiel y sierra. Ramón Gacías: batería. L. M. Romero: pandereta, shaker. Del Morán: bajo eléctrico. Rafa Domínguez: guitarra eléctrica y coros. Javier García-Vega: trombón. Javier Iñigo: trompeta. Jorge Rebenaque: hammond. Nacho Mastretta: clarinete. Dani Nel´lo: barítono. A.B. Estaje, Adriá Puntí y Morti: coros.



No me llames cariño
(Managua 05.02.03)
No me llames cariño, no necesito caridad. Ya no somos unos críos, ya está todo dicho, que cada uno siga su camino. Cada uno en su lugar. Cuando buscaba tu boca, el viento se llevaba mis besos, se estrellaban contra una roca de obsidiana pura, dejándome el alma rota, llenándome de amargura. Cuando buscaba tus manos, quedaba solo en la pista, me apartabas de tu lado, el baile era con otro, como si fuera un extraño. Ahora no te conozco. No me llames cariño, no necesito caridad. Ya no somos unos críos, ya está todo dicho, que cada uno siga su camino. Cada uno en su lugar. Cuando buscaba consuelo, tú no me escuchabas. Nunca era el momento para mis depresiones, demasiados lamentos, demasiadas discusiones. No me llames cariño, no necesito caridad. Ya no somos unos críos, ya está todo dicho, que cada uno siga su camino. Cada uno en su lugar. Cada uno en su lugar. No me llames cariño. Ten caridad.

E. Bunbury: voz, guitarra acústica y piano de pared. Adriá Puntí: voz. Copi: sierra. Ramón Gacías: batería, quincalla y shaker. L. M. Romero: clave, handsonic, congas y pandereta. Del Morán: contrabajo. Rafa Domínguez: guitarra eléctrica. A. B. Estaje: violín eléctrico. Javier García-Vega: trombones. Javier Iñigo: trompeta. Jorge Rebenaque: hammond. Aimee Ruiz: coros.



Adiós, compañeros, adiós
(Chiclayo 08.07.03)
Adiós, compañeros, adiós. Hoy me despido de todos y brindo con un pisco-sour por los buenos tiempos que pasamos, por los tiempos compartidos entre vinilos y tragos. Adiós, compañeros, adiós. Es momento de abrazarnos. Ensalcemos la amistad: Asturias, patria querida; Pamplona, el siete de julio; las fiestas del Pilar; y la semana grande, que lo pasamos en grande. Hoy, abandono el país, por una buena temporada. Las cosas se pusieron feas. España va bien, dicen por ahí. Adiós, compañeros, adiós. Adiós, compañeros, adiós. Adiós, compañeros, adiós. Necesito licores nuevos, conocer a mis suegros; aunque me quieran matar, mañana me uno al carnaval en Salvador de Bahía: ¡así es la vida, la jodida! Adiós, compañeros, adiós, y que les vaya bien bonito. Les mandaré pronto un escrito con mi nuevo santo y seña. Si no dan pronto conmigo, tengo celda fija en Venezuela, otra en Sin-Sin que me recomienda mi amigo Johnny Cash, y la particular, en San Quintín. Hoy, abandono el país, por una buena temporada. Las cosas se pusieron feas. España va bien, dicen por ahí. Adiós, compañeros, adiós. Adiós, compañeros, adiós. Adiós, compañeros, adiós. Adiós, compañeros, adiós.

E. Bunbury: voz. Adriá Puntí: voz. D. Morán: contrabajo. R. Domínguez: guitarra española, coros. A. B. Estaje: violín. Javier García-Vega: guitarra española. Ernesto Cossío: guitarra española. Jorge Rebenaque: acordeón. Santiago del Campo: coros.



El anzuelo
(Chiclayo, 09.07.03)
Este vano correr tras lo imposible. Este mapa de incauto navegante. Este vivir un rato para morir más tiempo. Para al final morder el anzuelo y caer en la trampa. Este asalto al parnaso idealizado. Este coma de pronóstico reservado. Esta fellatio de amor caníbal. Para al final morder el anzuelo y caer en la trampa. Este infierno fatal y divertido. Este vestido de nocturna soledad. Este canto de sirena exclusivo. Para al final morder el anzuelo y caer en la trampa. Este andar de pies sin escarpines. Esta ida y vuelta a los confines. Este seamos siempre libres. Para al final morder el anzuelo y caer en la trampa. Este infierno fatal y divertido. Este vestido de nocturna soledad. Este canto de sirena exclusivo. Para al final morder el anzuelo y caer en la trampa. Este infierno fatal y divertido. Este vestido de nocturna soledad. Este canto de sirena exclusivo. Para al final morder el anzuelo y caer en la trampa.

E. Bunbury: voz, guitarra acústica y maracas. Copi: piano de pared. Ramón Gacías: batería. L. M. Romero: shaker, congas, pandereta y palo de lluvia. Del Morán: bajo eléctrico. Rafa Domínguez: guitarra eléctrica y coros. A. B. Estaje: viola. Javier Iñigo: trompeta. Jorge Rebenaque: hammond. Aimee Ruiz, Morti y Santiago del Campo: coros.



Una canción triste
(Managua, 05.02.03)
Una canción triste para los momentos bajos, para sentirte acompañado cuando te sientes vencido. Una canción triste para cuando estás solo, cuando no sabes el modo de salir adelante. Has tenido el mundo a tus pies, el aroma de la gloria es buena compañera, pero poco duradera, lo que sube baja, y si permanece intacta, pierdes las llaves de la mansión. Alguien ocupó tu salón, y se acuesta con tu mujer, lo peor es que disfruta más que en tu luna de miel, se bañan en tu piscina, se comen tu comida, y tiran el piano blanco por el balcón. Una canción triste para los momentos bajos, para sentirte acompañado cuando te sientes vencido. Una canción triste para cuando estás solo, cuando no sabes el modo de salir adelante. Una canción triste para los momentos bajos, para sentirte acompañado cuando te sientes vencido. Una canción triste para cuando estás solo, cuando no sabes el modo de salir adelante. Has tenido la furia consentida, la que sin duda merecías, los chicos se arrodillaban al verte pasar, como un profeta, o un mesías, tú pronosticabas lo que iba a suceder. Un fallo lo tiene cualquiera, cualquiera menos tú. Tenías el touch, y el don especial, tocado por la mano de dios, ¿qué es lo que pasó?, ¿quién se ofendió? Una canción triste para los momentos bajos, para sentirte acompañado cuando te sientes vencido. Una canción triste para cuando estás solo, cuando no sabes el modo de salir adelante.

E. Bunbury: voz. Copi: hammond, rhodes y piano de pared. Ramón Gacías: batería. L. M. Romero: shaker y pandereta. Del Morán: contrabajo. A. B. Estaje: violín. Javier García-Vega: trombón. Javier Iñigo: trompeta. Jorge Rebenaque: acordeón. Rafa Domínguez y Carlos Ann: coros.



En la pulpería de Lucita
(Masaya, 30.01.03)
En la pulpería de Lucita paso las tardes enteras viendo como se pone el sol por el malecón -no hay tristeza mayor- que verla perder la cabeza con el gringo que se tropieza, ¡por un cuartito de ron! En la pulpería de Lucita, siempre la misma mesa, me espera después de comer, una y otra vez, y siempre quiere saber, qué escribo en esa libreta, qué pequeña que tengo la letra, y porqué no la dejo ver. Si es una canción para LucitaS Espérame en la playa en San Juan del Sur. Es una canción para Lucita, para recordar aquellas veladas echando a patadas a los que no sabían beber. En la pulpería de Lucita, frente a la laguna de Masaya, tengo una taza de café con mi nombre al revés, y si mira a través del espejo en la barra, el reflejo le manda, en mensaje cifrado, el beso que demanda y que nunca me va a devolver. Es una canción para Lucita. Espérame en la playa en san Juan del Sur. Es una canción para Lucita, para recordar aquellas veladas echando a patadas a los que no sabían beber. Es una canción para Lucita. Espérame en la playa en San Juan del Sur. Es una canción para Lucita, para recordar aquellas veladas echando a patadas.

E. Bunbury: voz. Copi: piano de pared, virus y sintetizador. Ramón Gacías: batería. L. M. Romero: congas, panderetas y palmas. Del Morán: bajo eléctrico. Rafa Domínguez: guitarra eléctrica, palmas y coros. A. B. Estaje: violín. Javier García-Vega: trombón y palmas. Javier Iñigo: trompeta. Santiago del Campo: saxo. Olvido Lanza Cuarteto: sección de cuerda. Jorge Rebenaque: hammond. Mercedes Ferrer, Aimeé Ruiz y Morti: coros.



Por un malnacido
(San Juan del Sur, 02.02.03)
Me dejaste por un malnacido, no debí consentirlo jamás, si le hubiera matado allí mismo, odiarías haberme conocido, no me podrías perdonar. Sé que no supe hacerte feliz, y aunque hubieran pasado mil años, las palabras que te quiero decir, lo que siempre me hiciste sentir, no habría salido de mis labios. No sé porqué todo me lo callo, porqué llevo tan dentro lo que pienso. No soy ningún demonio ni un santo, pero puedo decirlo muy alto: fuiste todo mi alimento. Me dejaste por un malnacido, no debí consentirlo jamás, si le hubiera matado allí mismo, odiarías haberme conocido, no me podrías perdonar. Ahora que ha pasado tanto tiempo, ya no tengo ni miedo ni vergüenza, ojalá que volvamos a vernos, ojalá que puedas comprenderlo, y habrá valido la espera. Si no es todavía el momento, sé que un día sabrás entenderlo, lo que tengas que hacer, yo te espero, que mi amor hacía ti sigue entero, y cuando quieras, aquí seguiré. Me dejaste por un malnacido, no debí consentirlo jamás, si le hubiera matado allí mismo, odiarías haberme conocido, no me podrías perdonar. Me dejaste por un malnacido, no debí consentirlo jamás, si le hubiera matado allí mismo, odiarías haberme conocido, no me podrías perdonar.

E. Bunbury: voz y banjo. Copi: piano de pared y glockenspiel. Ramón Gacías: batería, quincalla y platillos. L.M. Romero: pandereta y shaker. Del Morán: contrabajo. Rafa Domínguez: guitarra eléctrica, mandolina y coros. A. B. Estaje: violín. Javier García-Vega: tuba y trombón. Javier Iñigo: trompeta, fiscorno y saxhorn. Nacho Mastretta: clarinete y saxo alto. Jorge Rebenaque: acordeón. Santiago del Campo, Copi, Pedro Andréu, Antonio Estación y Carlos Ann: coros.



Voces de tango
Temo que al amanecer vuelva a recordar, que sin ti esperar es matar el fuego, que por ti siento en mi pecho, y de mi escapa la risa falsa, en vez de empezar a llorar, y volver a llorar, todo otra vez por ti. Temo que al oscurecer vuelva a recordar, que sin ti la casita está loca de atar, nada puedo escuchar, que no me traiga a la memoria lo que fui, y añoro los años en los que debí volver al hogar, y volver al hogar, harto de rodar por ti. Escucho las voces de tango, al ver todas las bazas que he perdido al seguir en la timba de amar, en la puerta de un bar, atado a un querer, por ti, por ti.

E. Bunbury: voz y piano de pared. Ramón Gacías: batería. L. M. Romero: shaker, ride y cencerros. Del Morán: contrabajo. R. Domínguez: slide guitar y coros. A. B. Estaje: violín y coros. Javier Iñigo: trompeta. Nacho Mastretta: saxo alto. Ernesto Cossío: guitarra española. Morti, Luzmila Mercerón y María Pérez: coros.



Palo de mayo
(San juan del sur, 04.02.03)
Mañana parto de nuevo a Managua, tengo cita en la librería Parnaso. Quedé con unas cuantas muchachas que trabajan en un night club. Quieren llevarme al barrio a bailar, me van a enseñar palo de mayo. Soy buen bailarín con unos tragos, demasiado torpe si me paso. Su belleza les permite ser castigadoras: yo no me pienso negar. Ellas serán las que dispongan, y yo, no me pienso negar. Si escucharan más, no serían ellas, igual que sin dolor, ya no hay blues. No sé si hay alguien dentro de azotea, o como la marea, vienen y van. Propongan lo que propongan, no me pienso negar. Yo tomaré, ellas traerán la mota, y yo, no me pienso negar. Su belleza les permite ser castigadoras: yo no me pienso negar. Ellas serán las que dispongan, y yo, no me pienso negar. Propongan lo que propongan, no me pienso negar. Yo fumaré, ellas traerán la mota, y yo, no me pienso negar. Al palo de mayo, palo de mayo. Al palo de mayo.

E. Bunbury: voz. Copi: hammond, virus y rhodes. R. Gacías: batería y rythm-ace. L. M. Romero: congas y güiro. D. Morán: bajo eléctrico y contrabajo. J. García-Vega: guitarra española. Javier Iñigo: trompeta. Ángel Pereira: marimba. Nacho Mastretta: clarinete. R. Domínguez, Mercedes Ferrer, Santiago del Campo y Javier Cerdán: coros.



Trinidad
(Managua, 25.0..03)
Trinidad tiene triple personalidad y ninguna de ellas la entiendo. ¡Cómo iba a ser yo capaz! No sé comprender a una sola mujer. Cuando se hace la linda es mi preferida. No la podría dejar de escuchar, con ese acento de rosarina y ese movimiento de femme fatale. Por la mañana es la perfecta ama de casa, siempre recogiendo lo que dejo por ahí. ¿Para qué me esfuerzo en ser desordenado, si no me deja la muy pelleja? Trinidad tiene triple personalidad y ninguna de ellas la entiendo. ¡Cómo iba a ser yo capaz! No sé comprender a una sola mujer. Cuando invita a sus amigas a cenar es el día de la huída a Macombo. Las muy arpías me podrían devorar y no hay viagra en la farmacia para todas. Trinidad tiene triple personalidad y ninguna de ellas la entiendo. ¡Cómo iba a ser yo capaz, si no sé comprender a una sola mujer! Trinidad tiene triple personalidad. TrinidadS Trinidad tiene triple personalidad.

E. Bunbury: Voz. Copi: rhodes. L. M. Romero: batería, güiro, bloque, pandereta, cabasa y bajo eléctrico. D. Morán: bajo eléctrico. R. Domínguez: guitarra eléctrica y coros. J. García-Vega: trombones. J. Iñigo: fiscorno. Jorge Rebenaque: hammond. Adam Viusà (Sr. lobo): bajo eléctrico. Javier Cerdán, Aimee Ruiz, A.B. Estaje y Santiago del Campo: coros.



La señorita hermafrodita
(Cambrils, 03.01.03)
La señorita hermafrodita no se pinta lo suficiente. No se quita lo suficiente. No me excita lo que debiera. Un respeto, por favor, para la simetría, para la aritmética y la geografía. Los números pares y los plurales, no son populares en tu topografía. Esos tacones del desprecio, caminando como si detuvieran el mundo sobre el trapecio: de un lado el infierno, del otro el cielo. Por la serranía redonda de ronda, he visto tu sombra acercarse. He pedido otra ronda de sake. Me has llamado cobarde por no estamparte un beso en la boca. Pensamiento patético y poético, a estas alturas de noche es normal, en un animal cuadrúpedo y palmípedo, con instinto mamífero vocacional. Esos tacones del desprecio, caminando como si detuvieran el mundo sobre el trapecio: de un lado el infierno, del otro el cielo. La señorita hermafrodita no se pinta lo suficiente. No se quita lo suficiente. No me excita lo que debiera. Esos tacones del desprecio, caminando como si detuvieran el mundo sobre el trapecio: de un lado el infierno, del otro el cielo. Ya sé que piensas que no hay excusa que valga, espera que se me ocurra algoS Ahora que salgo, dejaré una puerta abierta.

E. Bunbury: voz y mandolina. Copi: piano de pared. Ramón Gacías: batería. L. M. Romero: panderetas y castañuelas. Del Morán: contrabajo. Rafa Domínguez: guitarra eléctrica, banjo y coros. Javier García-Vega: billar. Dani Nel´lo: harmónica. Jordi Rebenaque: hammond. Carlos Ann: coros.



El aragonés errante
(León, 28.01.03)
Un terremoto emocional endemoniado, un jaguar que les observa desde la espesura de la selva. Una cinta de seda alrededor de una bomba de relojería a punto de estallar. Una maniobra de nunca atracar, un perfume de aromas orientales, un desayuno con tamales, un accidente previsto en los planes, del artista equilibrista, del aragonés errante, a punto de traspiés. Una lágrima como una perla, que vuelve al mar, sea como sea. Suplicando por algún tipo de relación digna de llamarse humana, que lleve la pena y la quebrada en el bolsillo del corazón. Una de esas malas compañías, factoría de melancolía, que no vienen a ver si pueden, sino porque pueden vienen, una indígena alienígena, que solamente bebe justicia poética. Una contienda contenida y loca, un beso en la boca de la botella de flor de caña -gran reserva-, sobre una mesa repleta de vasos vacíos y limones exprimidos. Una sed de ilusiones infinita, donde nacen y mueren las acciones que brillan, en el tiempo que contempla un mundo hecho a medida, no sólo del que siembra, sino del que es semilla.

E. Bunbury: voz y mandolina. Copi: hammond, piano de cola y glockenspiel. R. Gacías: batería y rythm ace. L. M. Romero: bombo legüero, caja y platos. D. Morán: Contrabajo. R. Domínguez: guitarra eléctrica y coros. A. B. Estaje: violín y viola. J. García-Vega: trombón y tuba. Javier Iñigo: trompeta y fiscorno. Nacho Mastretta: clarinete. Mercedes Ferrer, Adriá Puntí y Carlos Ann: coros.



Canto (el mismo dolor)
(Máncora, 07.07.03)
Canto porque me levanto siempre con las mismas penas, con las heridas abiertas que siguen sin cicatrizar. Vago por las veredas, por desiertos, por la selva, surcando los anchos mares, hacia ningún lugar. Canto porque me canso de dar explicaciones, no tengo soluciones, ¿para qué tanto preguntar? Salto de cama en cama, de boca a boca, de falda en falda. No vuelvo por donde vine, nunca miro hacia atrás. Y no hay mejor ni peor, pues con la gente que tropiezo, sufren del mismo dolor, están igual, el mismo dolor. No hay mejor ni peor, si estás quieto o en movimiento, sufres el mismo dolor, estás igual, el mismo dolor. Canto porque me harto de lugares concurridos, de esquemas aburridos para conseguir seguridad. Parto de aquí a otro lado, crías cuervos, y te comen los ojos luego. Canto porque me levanto, siempre con las mismas penas. Y no hay mejor ni peor, pues con la gente que tropiezo, sufren del mismo dolor, están igual, el mismo dolor. No hay mejor ni peor, si estás quieto o en movimiento, sufres el mismo dolor, estás igual, el mismo dolor

E. Bunbury: voz. L. M. Romero: cajón y bongos. A. B. Estaje: violín. Ernesto Cossío y J. García-Vega: guitarra española.






FLAMINGOS

El Club De Los Imposibles
(Esto va comenzar
vaya mirada que están cruzando los púgiles
suena la campana y comienza el combate...)

pagamos el peaje
y tenemos todos
los semaforos en verde a la vez

aspira fuerte el napal
que huele a victoria
el apocalipsis now

si quieres cometer
un par de errores malos
pregúntale a la banda local

una ida mortal
por cada momento de gloria
del que podamos difrutar

bienvenido al club de los imposibles
de balas perdidas con siete vidas
tenemos prisa por llegar

bienvenido al club de los imposibles
guarda tu dinero para medicamentos
bienvenido al club...

bienvenido al club de los imposibles
de balas perdidas con siete vidas
tenemos prisa por llegar

bienvenido al club de los imposibles
guarda tu dinero para medicamentos
bienvenido al club....

dame, dame, dame, más...



Si
Todo valió un zarpazo al corazón
disimulo, no hay delator
palpitación,
encontrar lo que busqué
trocitos de sospecha, siete siglas de papel

¿quién pudo ser? quiero que seas tú
¡dímelo! ¡dímelo una vez!...
¡por clemencia!, por favor
¡dímelo!, confiesa...

tal vez no existas
ante la duda un sueño
¡cariño! ¡mi vida! criatura de rubí
tal vez no fuíste... ¡dímelo!

ese recorte en verso
división con diestra
cada frase con sigilo,
¡sí! cae triste melodía
no existe huella y tu carta me nubló...
no existe huella y tu carta me nubló...

¿quién pudo ser? quiero que seas tú
¡dímelo! ¡dímelo una vez!...
fue una burla, por favor
¡dímelo!, confiesa...

tal vez no existas
ante la duda un sueño
¡cariño! ¡mi vida! criatura de rubí
¿qué puedo hacer sin tu rigor?

esta ternura incierta
que me muera en ella
cada frase con sigilo,
¡sí! cae triste melodía
no existe huella y tu carta me nubló...

no, aunque no deba suplicarte
ven, dímelo otra vez
aunque tal vez deba indignarme
hazlo otra vez

y aunque sea sólo un gesto
un guiño, sólo un beso
inténtalo una vez
antes de cada cita
mi deseo es que me digas...
¡sí!

¿quién pudo ser? quiero que seas tú
¡dímelo! ¡dímelo una vez!...
¡por clemencia!, por favor
¡dímelo!, ¡dímelo!

¿quién pudo ser? quiero que seas tú
¡dímelo! ¡dímelo una vez!...
fue una burla, por favor

Tal vez no existas,
ante la duda un sí...




Contar Contigo
Que no sea todo mentira
o en su defecto no lo parezca
que no aumente la ceguera
de los que estan siempre arriba

que el pequeño genocida
la palme de una enchilada

que no haya pasión que no valga
el mal que cien años dure
que pueda aguantar la cordura
sin caer de rodilla

que no existan las heridas
de que nada
no las podamos abrir

que pueda contar contigo
como sabes que conmigo siempre
que no cuente la suerte, no
sólo el destino que nos presentó

que pese menos el pasado
o se recuerde al menos todo
que no cambien a su modo
un episodio de historia

y el vaciar de la memoria
en nada no nos vuelva a fallar

que pueda contar contigo
como sabes que conmigo siempre
que no cuente la suerte, no
sólo el destino que nos presentó (x2)

que las buenas voluntades
no sean tan diferentes
que nos sigas la corriente
que te lo dicen siempre
tanta charla tanta charla
tanto darle al blah bla bla
tanto control tanta precaución
tanto bienestar en el cuarto de estar

que pueda contar contigo
como sabes que conmigo siempre
que no cuente la suerte, no
sólo el destino que nos presentó (x2)

(atención señoras y señores
es un momento altamente emotivo para el boxeo español
porque podemos tener un campeón del mundo en la...
campeón Perico Fernández,
campeón del mundo, campeón del mundo...)




Sácame De Aquí
sácame de aquí
no me dejes solo
o todo el mundo esta loco
o Dios es sordo

dicen que si continuas
algún un lugar llegarás
debe hacer falta
bastante caminar

mala hierba
sólo hierba en mal lugar
cabeza de calabaza
el martes de carnaval

hubo un momento en que pudimos
decir que no, que lo sentimos
nos debimos confundir

escribiremos nuevas reglas
esta es la primera de ellas
está prohibido prohibir

sácame de aquí
no me dejes solo
o todo el mundo está loco
o Dios es sordo

sacamé de aquí
no me dejes solo
no entiendo que nos pasa a todos
hemos perdido la razón

nos hemos equivocado
teniendo toda la razón
aun podemos ser libres
dentro de una canción

hubo un momento en que pudimos
decir que no, que lo sentimos
nos debimos confundir

escribiremos nuevas reglas
esta es la primera de ellas
está prohibido prohibir

sácame de aquí
no me dejes solo
o todo el mundo esta loco
o Dios es sordo

sácame de aquí
no me dejes solo
no entiendo que nos pasa a todos
hemos perdido la razón

sácame, sácame...
sácame de aquí
no me dejes, no me dejes...
tan solo...

sácame de aquí




Enganchado a Ti

aunque me haga daño
aunque sea extraño
aunque cuando no te tengo
todo empieza a temblar

aunque me hayas capturado
dejé la verguenza a un lado
solía importarme
pero ahora mis venas arden
necesito un poco más

enganchado a tí
no lo voy a negar
si te digo me quitado
no es verdad
las evidencias no se pueden ocultar

enganchado a tí
se me nota al andar
por la noche o por el día
siempre igual
reconozco no se disimular

aunque me confundes
aunque me transformes
aunque sea un mr. Hide encantador
no seré la excepción

no sé cúal es la medida
hasta que todo termina
nunca supe decir basta
no creí que hiciera falta
y necesito un poco más

enganchado a tí
no lo voy a negar
si te digo me quitado
no es verdad
las evidencias no se pueden ocultar

enganchado a tí
se me nota al andar
por la noche o por el día
siempre igual
reconozco no se disimular

enganchado a tí
sí, sí...
enganchado a tí
sí, sí...




Lady Blue

Ingnition... 10,9,8,7,6,5,4
3, ingnition,2,1...0
ignition...

hoy voy a empezar
hoy es el comienzo del final
el cocodrilo
astronauta soy en órbita lunar

y ahora todo es mejor
la lluvia de asterioides ya pasó
no fue para tanto
y desde aquí

todo es insignificante
nada es tan preocupante
y el espacio es un lugar
tan vacío sin tí

Lady, Lady Blue
sin control, sin dirección
la luz se fue, ¿a dónde voy?

Lady, Lady Blue
sin control, sin dirección
la luz se fue, ¿a dónde voy?

no volverás a ver
la mirada triste
del chico que observaba el infinito

llamando a la estación
perdemos combustible
y la tripulación
se quiere despedir desde aquí

dejo esta grabación
a falta de algo mejor
la soledad es un lugar
tan vacío sin tí

Lady, Lady Blue
sin control, sin dirección
la luz se fue, ¿a donde voy?

Lady, Lady Blue
sin control, sin dirección
la luz se fue, ¿a donde voy?

desde hoy
no temas nada
no hace falta ya
todo se fue con el húracan

nada queda
de las vueltas
que el tiempo nos dió
todo se fue con el huracán




San Cosme Y San Damian

un enjambre de estrellas
para que no te pierdas
talísmanes contra toda clase de males
y un prisma de navidad para que sepamos dónde estás

desplegamos los mapas de todos los sueños
nos volvemos a encontrar
en un punto entre
San Cosme y San Damián

los lobos hacen jauria
que es poesía de voracidad

y es tan
frágil la voz
y es tan
débil que soy
como una urna de cristal que va quebrar (x2)

como un verano que pasó
te empiezo a echar de menos
como una cucharada de sal
que se disuelve en zig-zag en el mar

y es tan
frágil la voz
y es tan
débil que soy
como una urna de cristal que va quebrar (x2)

y es tan...



Un Baston Para Tu Corazon
el tiempo no cura nada
el tiempo no es un doctor
mala racha, mala estampa
y un bastón para el corazón

con anestesia no hay dolor
pongáme la inyección

el tiempo solo te sana
lo que no importa ya
los años nos hacen mejores o ¿no?
si puedes encajar

los golpes como un hombre
un sparring profesional
la vida es poker
y las cartas no las vas a elegir
los ases en la manga no te va a servir

pues si te falta
un bastón para tu corazón
si te falta
un bastón para tu corazón
si te falta
un bastón para tu corazón
apaga y vámonos




No Se Fie

no se fíe de una rubia
que sea además sea oxigenada
no le de nunca la espalda
que a la mínima le clava
una estaca así de larga
y le traspaza el corazón

no se fíe que es mejor
conservar el esqueleto
aunque sea bien escueto
se enamoró ya se expuesto
dese por muero
vaya diciendo el último adiós

no se fíe de una dama
que le rechaza una grapa
será soberbia y chulapa
fresa arpía y beata
una persona non-grata
a la que falta un hervor

no se fíe de una baby
peliroja, peligrosa
estratega a la sombra
dura como a la roca
puede cantar derrota
que no se deja querer

no se fíe de una dama
que le rechaza una grapa
será soberbia y chulapa
fresa arpía y beata
una persona non-grata
a la que falta un hervor

no se fíe de una guera (no se fíe)
tampoco de una mulata (de una mulata)
de una negra o asíatica
sea señora o muchacha
si son personas non-gratas
que no entienden de amor




Ciudad De Bajas Pasiones

saliendo de Ciudad Juárez
aún nos duraba la noche más larga
quizás no fueran bastantes
canciones de madrugada

todos los narcocorridos de tigres, tucanes
y el grupo exterminador
que sigue y que no se rinde
ante las amenazas de Fox

y todavía cantando
ya palmó
llegamos al aeropuerto tarareando

de vuelta de la ciudad de las bajas pasiones
que sirvan tequila, limones y un puñado de sal
dejemos que los corazones sean los que nos lleven
si hace falta mordida, no se hable más

la sargento de aduanas
que dice que éste no pasa de aquí
¡no señor!
que muestre a toda la banda
su identificación

cargados de marihuana
cantando el chino ilegal
entraron al avión en un descuido
de seguridad

de vuelta de la ciudad de las bajas pasiones
que sirvan tequila, limones y un puñado de sal
dejemos que los corazones sean los que nos lleven
si hace falta mordida, no se hable más




Hermosos Y Malditos

tan hermosos y malditos
tan instruidos
San Telmo, Coyoacán y Chamberí
en puente aéreo

tantas veces en el ojo del huracán
tantos balones fuera
no te metas por la vena salfumán
que te envenena

fue el remedio o la enfermedad
fuíste el amo o un esclavo quizás

rumba que tumba al más pintao
¿cómo puedes creer que te hayan olvidao?
si una rumba no tumba a un ganador
a un peso pesado y campeón
no le damos de lao

deja de acostumbrarte a la inmolación
y vuelve a casa
ya nadie te desea la humillación
todos te extrañan

fue el cerebro o el corazón
la apariencia o el interior

rumba que tumba al más pintao
¿cómo puedes creer que se hayan olvidao?
si una rumba no tumba a un ganador
a un peso pesado y campeón
no le damos de lao

...en la velada se enfrentaban el brasileño Joao Henrique
aspirante al título mundial de los superligeros
y el campeón mundial de la categoría Perico Fernández...

knock out, knock out, knock out...

fue el remedio o la enfermedad
fuíste el amo o un esclavo quizás

rumba que tumba al más pintao
¿cómo puedes creer que te hayan olvidao?
si una rumba no tumba a un ganador
a un peso pesado y campeón
nadie le da knock out




One, Two, Three
los fracasos me enseñaron lo que no pude ver
desde la atalaya del oro
presté a los engaños mis oídos tal vez
y no me conformo con otros

los hemos enfrentamos y quitamos la razón
a cada voz y movimiento
pensando lo contrario lo que es mucho peor
lo mismo en distintos momentos

doctor, ¿qué no funciona aquí en mí cabeza?
¿por qué he perdido el control?
¡qué fácil hacer daño
y que te lo hagan a tí!
y a las personas no hay quien las entienda
será que a lo mejor
les resulto tan extraño ¡sí!
como ellos lo son para mí

One, two, three
un, dos, tres
y paso de largo
y no paro por tí
¡sí!

One, two, three
un, dos, tres
y paso de largo
y no paro por tí

el sol sale siempre
a unas horas muy raras
y no tengo a mano las gafas
si algún día me ves antes de la madrugada
verás lo moreno que estoy

la voracidad primero
después la ostentación
como hubieras tú querido
camina tú delante
y te llamo impostor
si aguantas bien el equilibrio
que a las personas no hay quien las entienda
será que a lo mejor les resulto tan extraño
¡sí! como ellos lo son para mí

One, two, three
un, dos, tres
y paso de largo
y no paro por tí
¡sí!

One, two, three
un, dos, tres
y paso de largo
y no paro por tí




Hoy No Estoy Para Nadie
hoy no estoy para nadie
dejé conectado el contestador
la nevera está llena
de latas vacías
no me importa qué digan
o qué piensen de mí

han pasado dos días
sigo aquí encerrado
no quiero salir
sé que hay gente ahí fuera
que se preocupó
hoy he escrito dos líneas
que no eran para tí

hoy no estoy para nadie
hoy no estoy para nadie

el domingo a la tarde
es un día importante
traerán el hachís
como todo está oscuro
me encuentro mejor
sólo espero
que sea un buen material

hoy no estoy para nadie
hoy no estoy para nadie
pediré perdón al salir
pediré, pediré, al salir

hoy no estoy para nadie
hoy no estoy para nadie

han pasado los días
sigo aquí encerrado
sin poder salir
sé que no hay gente ahí fuera
y empieza a llover

hoy no estoy para nadie




Mundo Feliz
la dictadura de la belleza
de la mentira y de la edad
y el dulce sabor del éxito en televisión
todos somos artistas de mierda en potencia

himnos de esclavos
himnos de villanos
sólo los hijos no concebidos
pueden respirar tranquilos

hay cosas menudas que defender
un gato y una mujer
y la fábrica de gindin
dependen en parte de mí

mundo feliz
para tí y para mí
la misma vaina
distinto collar
muchas gracias por colaborar
ha sido todo un placer

Si te quitas la vida
procura no poner todo perdido
y añade cuál es tu dolor
en desguaces, suspiros

cursis icurriñas y els segador
logotipos de grupos de rock
esbásticas y banderas
tendrás lo que quieras

mundo feliz
para tí y para mí
la misma vaina
distinto collar
muchas gracias por colaborar

mundo feliz
para ti y para mí
la misma vaina
distinto collar
muchas gracias por colaborar




Y Al Final, ...
permite que te invite a la despedida
no importa que no merezca más tu atención
así se hacen las cosas en mí familia
así me enseñaron a que las quisiera yo

permite que te dedique la última línea
no importa que te disguste esta canción
así mi conciencia quedará más tranquila
así en esta banda decimos adiós

...y al final
te ataré con todas mis fuerzas
mis brazos serán cuerdas al bailar este vals
...y al final
quiero verte de nuevo contenta
sigue dando vueltas
si aguantas de pie

permite que te explique que no tengo prisa
no importa que tengas algo mejor que hacer
así nos podemos pegar toda la vida
así si me dejas no te dejaré de querer



Más Letras de Canciones


¡Visita también estos sitios interesantes!

Sitio alojado en Yaia.com